• Olga Ramos

¿Qué es un MVP y por qué aplicarlo al marketing digital?

Un MVP también conocido como Producto Mínimo Viable (Minimum Viable Product en inglés) no es un término nuevo ni mucho menos una fórmula mágica para el éxito de un proyecto o negocio.


Como estrategia de Product Management, el tan poco desarrollado y tan mencionado MVP es una metodología que nos permite probar la versión de un producto, negocio o estrategia, ayudándonos a reducir tiempo y dinero de un proyecto o negocio. Este concepto que nació del desarrollo de software en realidad puede ser aplicado a casi cualquier proyecto.


¿Cuál es el misterio?


En realidad, como todo lo que se desarrolla en entornos digitales, esto funciona básicamente mediante prueba y error. Las etapas consisten en testear, probar y obtener feedback del usuario para corregir rápidamente y empezar a tener pequeñas victorias comerciales. Pero ¿qué es en concreto un MVP?


¿Qué es un MVP?


Es la versión de un producto, servicio o funcionalidad con características básicas para validarla con las necesidades o expectativas del cliente y fundamentada en una hipótesis de negocio. Esto permitirá minimizar costos, tiempo y alcance. Además, permitirá mejorar el producto de manera oportuna y lograr que se encuentre más alineado con las expectativas de tus clientes potenciales. De este modo, podrás reducir el riesgo al máximo y aplicar mejoras oportunas para alcanzar un mercado más amplio.


Este concepto fue desarrollado e introducido al mundo del emprendimiento por Eric Ries en 2009 en su famoso libro The Lean Startup. Eric hizo especial énfasis en que un MVP es una parte fundamental del proceso de aprendizaje en el desarrollo de productos nuevos. El objetivo es presentar a los usuarios una versión del producto totalmente atractiva y funcional pero que aún no es la versión final. Y es que, en realidad, en el mundo digital, nunca tendrás una versión final de tu producto o negocio, siempre estará en constante evolución, nutriéndose de la data de tus clientes. ¡Así que es importante que tengas un mindset de estar en constante cambio!


En este sentido, es importante resaltar la relevancia del feedback de tus usuarios, ya que esto te permitirá validar si esto cumple con sus necesidades y expectativas. Además, para considerar que un producto sea realmente viable debe tener plena usabilidad, fiabilidad, diseño y funcionalidad. La mayoría de startups solo se enfocan solo en esta última y es un error muy frecuente.

que-es-mvp
El MVP ideal

¿Cómo validar qué es un MVP?

  • Existe una hipótesis de negocio clara y basada en datos o estudios de mercado.

  • Métricas definidas que permitirán confirmarla o descartarla.

  • Se valida la hipótesis con clientes finales.

  • Se asume que la hipótesis puede ser correcta e implicará continuar con la iniciativa. En caso contrario, se descartará la idea de negocio.

¿Cómo validar qué no es un MVP?

  • No existe una hipótesis de negocio clara.

  • Se enfoca solo en la funcionalidad por lo que es un producto que no puedes empezar a comercializar.

  • No se valida la hipótesis con clientes finales.

  • Se asume que el MVP debe funcionar cueste lo que cueste.

Aspectos esenciales para desarrollar un MVP


Usabilidad

Mide la facilidad de uso de un producto/servicio. Esta facilidad está relacionada tanto con la experiencia del usuario como con la sencillez para lograr el objetivo de lo que estamos ofreciendo. Los investigadores de UX generalmente aplican estudios de usabilidad en cada mejora del producto, desde la concepción del MVP hasta su lanzamiento.


Fiabilidad

Consiste en definir hasta qué punto debe parecerse el MVP al producto final. De acuerdo a esto, los alcances del producto deben ser previamente testeados para que tengan un desempeño acorde a las expectativas del usuario.


Diseño

El diseño debe cumplir con los estándares de calidad comercial para que el feedback de los usuarios objetivo no esté sesgado por una ejecución poco atractiva. No es necesario llegar al diseño final pero sí


Funcionalidad

La funcionalidad es un conjunto de características que están todas entrelazadas y se pueden utilizar para alcanzar un objetivo dentro del producto y recibir un valor específico.



Según el Diario Gestión, el 90% de las startups no sobreviven más de un año en el Perú. Teniendo en cuenta que un MVP nos servirá para probar una idea de negocio, una campaña o producto digital con usuarios, vale la pena resaltar la importancia de desarrollarlo en base a un estudio de usuario/mercado previo para asegurar las máximas probabilidades de éxito.

El mejor ejemplo de esto es Amazon. Aunque usted no lo crea, Jeff Bezos comenzó Amazon en la cochera de su casa como un MVP. No es que de un día para otro al buen Jeff le cayera un libro sobre la cabeza y se le ocurriera de repente la idea de venderlos por internet. La idea de distribuir productos por internet partió de revisar estudios de mercado sobre el potencial crecimiento del ecommerce en EEUU hace más de 20 años. Además, también investigó sobre las categorías de mayor demanda: libros, CDs y tecnología.

Para aterrizar tus ideas es importante poder basarse en data que te muestre el norte para empezar a desarrollar un negocio. La investigación también puede ser por escalas y recuerda que siempre existen fuentes propias y de terceros. Entender al usuario y sus necesidades es el pilar que te ayudará a reducir el riesgo, ahorrar tiempo y dinero.


¿Cómo implementar un MVP?


Es importante tener en cuenta que todos los productos tienen sus propias particularidades y que sus procesos de desarrollo son complejos dependiendo de su naturaleza. Si dominas la metodología Scrum, las historias de usuario te ayudarán a definir de manera más aterrizada las características que debería tener el producto o servicio para su versión mínima viable. Sin embargo, si no tienes conocimientos en metodologías ágiles, las etapas que mencionaremos a continuación son fases básicas del procesos de desarrollo, que te pueden ser útiles:


1. Crear

Es importante tener una hipótesis clara para validarla no solo con sondeos o estudios de mercado, sino principalmente con personas reales. Esto servirá para delimitar el público al que quieres dirigirte, si estás enfocado a un nicho o un mercado más amplio. Luego, es importante delimitar la oferta del producto y propuesta de valor.


Te recomendamos hacerte las siguientes preguntas para definir esta fase con éxito:


  • ¿Cuál es tu propósito?

  • ¿Cuál es tu público objetivo?

  • ¿Qué problema se intenta resolver?

  • ¿Cómo resolverías el problema?

  • ¿Cuál es el primer paso para empezar a resolverlo?

2. Medir

En este paso toca definir métricas que permitan comprobar la viabilidad del negocio / proyecto y empezar a monitorear su éxito. Una técnica muy útil para definir métricas alineadas con tus necesidades es que sean SMART.


Específicas (Specific): ¿Qué es exactamente lo que quiere lograr? Las métricas específicas son claras y están bien definidas.


Medibles (Measurable): ¿Cómo identificará que ha logrado su objetivo? El progreso hacia las métricas se monitorea mientras se realiza el trabajo.


Alcanzable (Achievable): ¿Es realmente alcanzable tu objetivo? Las métricas alcanzables garantizan que todo esté en su lugar para cumplir con la métrica. Si el beneficiario no alcanza sus objetivos, debe poder explicar por qué.


Realista (Realistics): ¿Con qué recursos cuentas para alcanzar el objetivo? Una métrica puede tener una dependencia, como habilidades particulares, acceso a recursos (computadoras, herramientas, etc.) o acceso a personas clave y soporte administrativo. Las métricas realistas tienen en cuenta estas dependencias. Oportuno (Timely): ¿Cuándo cumplirá su objetivo y cuáles son los hitos clave? Las métricas deben indicar lo que se requiere y cuándo. Dar una línea de tiempo agrega un sentido apropiado de urgencia y asegura que las métricas no se extiendan por un período excesivamente largo


Te dejamos algunos ejemplos:

  • Reducir el tiempo de respuesta postventa a las consultas de los clientes en 3 minutos al final de este trimestre.

  • Adquirir 3 clientes por referencias para establecer contacto de ventas llamando o enviando un correo electrónico a los clientes actuales en 1 mes.

  • Incrementar en 20% el número de descargas a través de canales orgánicos para el segundo trimestre del año.

3. Aprender

El feedback es el corazón de esta fase. Es imprescindible poder recopilar las opiniones de tus clientes como información complementaria a los resultados para poder aplicar las mejoras correspondientes para poder escalar tu negocio. Entonces es hora de aprovechar esta información de los comentarios positivos de tus primeros usuarios. Ahora sabes qué les gusta y qué no les gusta a tus usuarios. podrás mejorar las funciones que aprecian, eliminar las que sobran y agregar algo nuevo para probar si funcionará o no.


Recuerda que el proceso de desarrollo de MVPs es circular. Toda la idea detrás de la construcción de un MVP se centra en desarrollar la aplicación de acuerdo con las necesidades y preferencias de los usuarios reales, no solo para validar ideas de negocios de empresarios.


como-hacer-un-mvp
¿Cómo hacer un MVP?

¿Cómo aplicarlo al marketing digital?


Un Producto Mínimo Viable es prácticamente la aplicación de metodologías ágiles para el desarrollo de un producto. Otra característica importante es que el desarrollo ágil de productos se caracteriza por ser un proceso circular e iterativo. De esta manera es totalmente aplicable para desarrollar activos digitales como webs, aplicaciones móviles, content marketing o campañas de performance. Esto también es conocido como Lean Marketing.


El Lean Marketing es prácticamente una estrategia que se basa en invertir poco para aprender mucho y de esta manera ir afinando las herramientas para tener mejores resultados. En pocas palabras es definir una hipótesis en base a investigación de usuarios para testear, medir y definir patrones que nos ayuden a tomar mejores decisiones. Nuestras principales herramientas son las encuestas, entrevistas, los test A/B y los experimentos.


No dejaremos de repetir que no existe una fórmula mágica para tener buenos resultados de posicionamiento SEO, generación de leads, ni para cierre de ventas. El éxito está relacionado con ejecutar constantemente tests o experimentos que permitan entender el comportamiento de usuario y clientes para mejorar constantemente nuestra ofertas de producto o contenido.


¿Por qué es aplicable un MVP a estrategias de marketing digital?

lean-marketing
Lean Marketing

Hemos realizado un listado de razones que sustentan la aplicación y adaptación de MVP a casi cualquier proyecto digital:

  • Es iterativo, es decir, se repite constantemente y es incremental.

  • Permite aplicar correcciones de manera oportuna.

  • Permite realizar lanzamientos en corto tiempo pues los incrementos son graduales.

  • Ahorra tiempo y recursos gracias a las fases de desarrollo cortas.

Por ejemplo, ahora mismo nuestra web está en fase de MVP. Como podrás ver tenemos las funciones esenciales de usabilidad, fiabilidad, diseño y funcionalidad para que los leads puedan conocer un poco de nuestra experiencia, servicios, contactarnos y los primeros artículos sobre los temas que manejamos están perfectamente plasmados pero de manera sencilla.


Si estás interesado en desarrollar algún activo digital, web, campaña o buyer research no dudes en contactarnos para ofrecerte una consultoría gratuita.


16 vistas

Entradas Recientes

Ver todo